Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

Alderete, no le falles a la tradición

Foto autor

Un contenido de:
Manuel Blanc

Omar Alderete será el próximo jugador procedente de Paraguay que vestirá la camiseta del Valencia CF. El defensa central, que tiene previsto llegar este domingo a València, se sumará a una larga lista de futbolistas de dicha nacionalidad que han defendido a capa y espada el color blanquinegro. La tradición paraguaya ocupa largas páginas en la historia del club valencianista. Ese jugador guerrero con un carácter super competitivo y ese semblante luchador que no da un balón por perdido son las características equivalentes al nuevo jugador del Valencia CF. Omar Alderete ampliará la tendencia 'che' de firmar futbolistas sudamericanos cuya pasión por la camiseta siempre queda reflejada sobre el terreno de juego. Podría convertirse en ese último bastión antes de encarar al guardameta. Un muro de casi dos metros tan difícil de superar como de complicado aguantarle el ritmo competitivo.

Omar Alderete (Foto: Instagram)
Omar Alderete (Foto: Instagram)

El carácter del futbol paraguayo pesa en la historia. La entidad de su compromiso es efímera y el cariño queda latente a lo largo de los años. Muchos profesionales han pasado por Mestalla pero el recuerdo solamente lo genera quien de verdad ha luchado por el escudo. El amor de la afición hacia este perfil futbolista siempre será eterno. Desde ElDesmarque Valencia recopilamos los mejores futbolistas paraguayos de la historia del Valencia CF:

José Raúl Aveiro (1958-1963)

Aterrizó en el Valencia CF a lo largo del verano de 1958. En su primera temporada como valencianista su participación fue testimonial. Solamente participó en los partidos de Copa quedando latente su carácter de jugador frío y carente de emociones.

En cambio, en su segundo curso como valencianista se convirtió en un fijo en las alineaciones del Valencia CF marcando hasta doce goles entre Liga y Copa. Al año siguiente tuvo que pasar por una grave lesión en el menisco que le privó de seguir progresando. Aún así fue capaz de marcar hasta seis goles a lo largo del curso. Su papel fue a menos hasta quedarse fuera del equipo y ser traspasado en 1963 al Elche CF.

Vicente Jara (1967- 1968)

Vicente Jara jugaba de extremo izquierdo. Fue capaz de anotar una grandísima cantidad de goles en el Córdoba CF. Su buen hacer en LaLiga Santander le llevó a obtener la nacionalidad española y debutar con la selección. En mayo de 1967, el Valencia CF lo firmó para intentar ganar la Copa del Generalísimo.

Su papel fue completamente determinante ya que marcó hasta tres goles a lo largo de las eliminatorias. El Valencia CF se llevó el título con un transcurso bestial. En su segundo año como blanquinegro, el rendimiento disminuyó notablemente hasta el punto de anotar tan solo un gol en 19 partidos. En 1968 volvió al Córdoba CF.

Aníbal Pérez (Foto: Ciberche).jpg
Aníbal Pérez (Foto: Ciberche).jpg

Aníbal Pérez (1968-1975)

Aterrizó en el Luis Casanova durante el verano de 1968 tras haber demostrado un nivelazo en el Cerro Porteño de Paraguay. Aníbal firmó por el Valencia CF para sustituir a Manolo Mestre en el puesto de defensa central, misma posición que Alderete. Este fichaje generó mucha polémica en aquella época por el famoso escándalo de 'el timo de los paraguayos'. Se convirtió en titular indiscutible a lo largo del tiempo compartiendo defensa con Sol, Antón y Tatono. Aquel Valencia CF consiguió ser el equipo menos goleado del campeonato.

Aníbal mitificaba el ejemplo perfecto de central sudamericano, duro y sacrificado por el escudo. Se dejaba el alma por el Valencia CF y la afición se lo reconoció con mucho cariño. En septiembre de 1971 se lesionó y le costó recuperar su mejor versión. En verano de 1975 se marchó al Real Valladolid.

Eufemio Cabral (1976-1978)

Jugaba de centrocampista y llegó al Real Burgos en 1976 con Marcel Domingo de técnico. El entrenador francés se marchó al Valencia CF trayendo consigo al jugador de Paraguay. Eufemio Cabral tenía un carácter caliente que le llevaba a ser muy competitivo y muy duro sobre el césped. No caló en la afición y con los fichajes de Bonhoff y Solsona en 1978 acabó siendo relegado al banquillo. Al final de la campaña fue traspasado al Racing de Santander.

Lobo Diarte (1976-1979)

Por él se llegaron a pagar setenta millones de pesetas en 1976 convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia del club hasta aquella fecha. Un récord absoluto para la época. Llegó como un jugador bestial capaz de levantar a todo el Luis Casanova por su velocidad, desborde y olfato goleador. Se convirtió en un ídolo para la afición del Valencia CF. Fue capaz de anotar 17 goles en 31 partidos. Una auténtica locura.

Eso sí, la mala fortuna se alió en su contra y se rompió los ligamentos en un encuentro frente al Sevilla FC. Nunca volvió a ser el mismo. Durante las dos siguientes temporadas solamente marcó seis goles. El público tuvo paciencia con él esperando que un día recuperará su mejor versión. Jamás volvió y en 1979 se marchó traspasado al Salamanca.

Lobo Diarte (Foto: Ciberche).jpg
Lobo Diarte (Foto: Ciberche).jpg

Orlando Giménez (1979-1981)

Llegó al Valencia CF durante el verano de 1979. El delantero centro paraguayo tenía un papel harto complicado en Valencia. Llegaba con el objetivo sustituir al Lobo Diarte. Estuvo tan solo dos temporadas durante las que anotó doce goles. Posteriormente fue traspasado al RCD Espanyol.

Nelson Haedo Valdez (2012-2013), el último antes de Alderete

Valdez fue el último jugador nacionalizado por Paraguay que vistió la camiseta del Valencia CF. Aterrizó en el club de Mestalla cedido con opción de compra procedente del Rubin Kazan. Nunca fue el delantero titular para Pellegrino porque tenía la durísima competencia de un Roberto Soldado en estado de gracia.

De Nelson enamoró su pundonor, su sacrificio y su capacidad de levantar Mestalla gracias a la pasión con la que luchaba. Se convirtió en un revulsivo de lujo tanto para el técnico argentino como para su predecesor Ernesto Valverde. Marcaba goles a última hora que ganaban partidos. Fue muy determinante a lo largo de la temporada. El Valencia CF efectuó la opción de compra y posteriormente lo traspasó al Olympiakos. Recientemente colgó las botas, tal y como vino relatando ElDesmarque Valencia. El próximo jugador procedente de Paraguay será Alderete.

Nelson Haedo Valdez (Foto: Ciberche).jpg
Nelson Haedo Valdez (Foto: Ciberche).jpg
Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando