Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos Mundial de Clubes

Luis Enrique lo vuelve a hacer y gana el partido desde el banquillo: la revolución de Nico Williams

Luis Enrique da instrucciones en el Portugal-España (Foto: Cordon Press).
Luis Enrique da instrucciones en el Portugal-España (Foto: Cordon Press).

La selección española venció por 0-1 a Portugal para clasificarse a la 'final four' de la Nations League en un partido que cambió Luis Enrique desde el banquillo. El asturiano acertó con todos los cambios que puso sobre el césped del Municipal de Braga, con Nico Williams como líder de la revolución.

El jugador del Athletic estaba ante su segundo encuentro con la Roja tras el del pasado sábado ante Suiza. De nuevo mostró lo que le pide el seleccionador, descaro, y fue el más incisivo de España desde que entrara al campo en el lugar de Ferran Torres.

Nico Williams, uno de los aciertos de Luis Enrique (Foto: @SEFutbol).
Nico Williams, uno de los aciertos de Luis Enrique (Foto: @SEFutbol).

Rompió a la defensa de Portugal y consiguió darle a Morata la asistencia del gol del triunfo. Carvajal puso la pelota al segundo palo y Nico Williams se la regaló de cabeza a Álvaro Morata para que este empujara la pelota al fondo de la red de Diogo Costa.

Un tanto que confirmaba que España le había dado la vuelta a un partido en el que no lograba siquiera llegar al área. De hecho, el combinado nacional no tuvo un solo disparo a puerta en toda la primera mitad... Hasta que apareció Luis Enrique.

Si esta ya era la selección de 'Lucho', España encarará el Mundial con su entrenador como líder y referente. Esta selección tiene su sello y, más allá de marcar el estilo de juego, también logra cambiar el encuentro con sus sustituciones.

Modificó su centro del campo al completo dando entrada al trío del Barça, Busquets, Pedri y Gavi, que habían sido titulares ante Suiza. Los tres le dieron más velocidad a un juego que tenía como estiletes por las bandas a los otros dos sustitutos, Yeremy Pino y Nico Williams, capaces de generar ocasiones para que el premio final fuera de Álvaro Morata, el único de los delanteros que se había ganado seguir sobre el campo.

Una España de autor que ya mira, sin ningún tipo de complejos, a la 'final four' de la Nations League y al Mundial de Qatar. No se puede descartar nada con este equipo.

Enviar comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando