Es Noticia
LALIGA IMPULSO, pilar clave en el anteproyecto del estadio del Sevilla FC: el nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán

LALIGA IMPULSO, pilar clave en el anteproyecto del estadio del Sevilla FC: el nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán

Recreación del anteproyecto del Sevilla FC para su nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán (Vídeo: Sevilla FC).

Hace poco más de dos años nacía LALIGA IMPULSO, el proyecto que vertebra la ejecución del acuerdo sellado en 2021 por LALIGA y CVC Capital Partners. El fondo de inversión británico se ha convertido en un importante socio estratégico de LALIGA y la hoja de ruta del proyecto conjunto se desarrolla a buen ritmo con inversiones que están permitiendo a los clubes de LALIGA acelerar su crecimiento y desarrollarse en múltiples áreas. Un buen ejemplo de ello es el Sevilla FC, cuyas estructuras mejoran a todos los niveles mientras perfila un reto apasionante en el horizonte: el nuevo estadio.

El nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán supone la gran meta del club en el futuro a medio plazo y ahí aparece como pilar clave LALIGA IMPULSO. El anteproyecto que se prevé realizar a partir de 2026 supone un salto exponencial hacia la modernidad en la instalación que todos los sevillistas sienten como su casa. Un estadio adaptado a los tiempos, que genere ingresos los 365 días del año y, sobre todo, que siga rugiendo como lo ha hecho siempre Nervión para llevar en volandas a los suyos.

Vista aérea del nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán, según recoge el anteproyecto del club  (Foto: SFC).
Vista aérea del nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán, según recoge el anteproyecto del club  (Foto: SFC).

Un proyecto que cumple con las necesidades del Sevilla FC

Justo antes de acceder a la presidencia, José María del Nido Carrasco, presentó como estandarte de la nueva era del club un anteproyecto que cumple con varias de las necesidades de la institución: “Supone dar respuesta a una demanda de la afición del Sevilla, por la capacidad, que aumentaría a 55.000 aficionados, pudiendo luego alcanzar mayor capacidad si fuera necesario”. “Es una oportunidad de negocio y supone subsanar una desventaja con respecto a otros clubes con los que competimos que están sacando ingresos extra de sus estadios. Tenemos que igualarnos y empezar a hacerlo ya, demorarnos más sería un error, y por eso hemos previsto ponernos en marcha en 2026. Un nuevo estadio nos puede generar entre 25 y 40 millones de euros anuales extra”, añade en palabras a ElDesmarque el presidente, que resume su idea: “El nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán estará a la vanguardia de los estadios de fútbol europeos y del mundo”.

Para que el Sevilla FC haya iniciado este paso hacia el futuro, la ayuda de LALIGA IMPULSO resulta fundamental, como reconoce Santiago Balbontín, arquitecto del Sevilla FC: “Es adelantarnos al futuro. Acelerar el proceso de inicio del estadio, y con la ayuda de LALIGA ha sido más fácil”. IDOM es la empresa responsable del anteproyecto del estadio que ha desarrollado su arquitecto César Azcárate.

Balbontín conoce al dedillo el anteproyecto y sabe cómo se van a ir dando los pasos hasta que el estadio sea una realidad, teniendo en cuenta que el sevillismo quiere “una cubierta, un estadio más cómodo y un mayor aforo”. Además, el club demanda una serie de espacios “que hagan funcionar al estadio de lunes a domingo”. Y por ahí va la concepción del anteproyecto.

El Sevilla FC tiene previstos numerosos espacios por todo el exterior del estadio, incluido un restaurante terraza 360º entre la cubierta y la última fila de la grada, o zonas abiertas como las que se asoman a la plaza de Gol Sur. Debajo de esta grada se ha proyectado una de las grandes aportaciones a la ciudad, un pabellón de 6.000 espectadores, cubierto y cerrado, para organizar conciertos y otro tipo de eventos sin molestar a los vecinos. Un tipo de espacio que no existe en Sevilla, y menos en un lugar privilegiado en el centro geográfico de la ciudad.

La vinculación con el barrio de Nervión

El Sevilla FC ha querido valorar todos los escenarios posibles para el nuevo estadio. Finalmente, y gracias a la ayuda de la consultoría Legends y todos los expertos cuestionados, la decisión ha sido continuar en el mismo emplazamiento. El club lleva en la zona casi un siglo, pues en 1928 se construyó el Viejo Nervión, y 30 años después se inauguró, en terrenos contiguos, el actual Ramón Sánchez-Pizjuán. Un siglo después, si los plazos se cumplen, se inauguraría el futuro estadio sevillista. “Hemos analizado siete escenarios, muy distintos todos, pero los expertos recomiendan que sigamos en Nervión. El aficionado está muy ligado a este barrio. Vemos otros estadios que se han hecho en otras ciudades, en España y en otros países, alejados de la ciudad y es otro modelo. Perderíamos mucha esencia si nos vamos de Nervión y hemos querido mantener eso”, explica el arquitecto del Sevilla FC.

Recreación de la grada de Gol Norte del nuevo estadio sevillista, con el muro a toda a su altura (Foto: SFC).
Recreación de la grada de Gol Norte del nuevo estadio sevillista, con el muro a toda a su altura (Foto: SFC).

Sin embargo, no es sencillo enclavar un estadio llamado a ser referente en España y en Europa en una zona urbana como la nervionense. “Cualquier arquitectura responde a un lugar, a un momento y a una sociedad. No hemos querido crear un impacto mayor en el barrio que el que ya tiene este estadio, por eso se decide que la mitad vaya bajo tierra y la mitad sobre tierra, y el resultante sería aproximadamente la altura que tenemos ahora mismo. Sería una falta de respeto al barrio si hacemos un estadio de 50 metros de altura. El estadio siempre ha estado aquí, pero no es necesario causar ese daño al vecindario. Todo eso se ha tenido en cuenta”, indica Balbontín, que asegura que se ha tenido en cuenta el tráfico y la movilidad, en una zona que, en estos momentos, no sufre excesivos problemas en los días de partido. Es más, el hecho de contar con un centro comercial tan importante en Sevilla como Nervión Plaza se ve desde el club como una oportunidad, con idea de hasta poder conectar ambos edificios en un futuro.

En este sentido, también el presidente Del Nido Carrasco indica la intención del club de hacer algo que sea bueno para el barrio. “El anteproyecto contempla también la mejora del entorno. Principalmente con la explanada de Gol Sur, techada, que la convertirá en un centro para los vecinos, una zona de ocio para los ciudadanos. También con la zona de Preferencia, del mosaico, que está proyectada como plaza de uso público. En realidad, todos los alrededores del estadio mejoraran notablemente. El nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán será un regalo para los sevillistas, y también para los sevillanos”.

La cubierta y la grada muro

El sevillismo anhela una cubierta desde hace años en su estadio. “La cubierta es también un parasol, hacia el estadio y hacia la plaza de Gol Sur. En Sevilla más que la lluvia, el problema es el sol, que es ante lo que nos tenemos que proteger. Todos los estadios o son envueltos por la cubierta o tienen una cubierta como la que hemos diseñado. La nuestra no envuelve al estadio, porque queremos que todo el estadio esté abierto. Es plana y se separa de la última grada para que el estadio también ventile solo. Si hubiéramos hecho una cubierta envolvente, podríamos tener un diseño muy atractivo, pero sería un estadio muy caluroso”, indica Santiago Balbontín.

Pero la guinda del proyecto está en el diseño de la grada de Gol Norte, tipo muro. “El público es distinto en las distintas gradas, en el estadio está representado todo el mundo. Nuestro primer estatuto dice que tiene cabida en el Sevilla todo el mundo independientemente de su raza, religión o condición social, y eso es lo que hemos querido representar. En Gol Norte es un muro continuo, desde la portería hasta el último aficionado. Va a ser distinto y, junto con la cubierta, va a crear una acústica única, porque es donde está el pulmón de nuestro estadio. Vamos a potenciar lo bueno que tenemos”.

Y es que mantener la esencia del Sánchez-Pizjuán en una versión más moderna es el gran caballo de batalla del Sevilla. “Hemos hecho un análisis de lo bueno que tiene este estadio, aunque sea muy antiguo. La ubicación, la cercanía del primer aficionado al césped, la altura de los pies del primer espectador respecto al césped…Todo lo bueno que tiene lo mantenemos en el nuevo. Es un nuevo Sánchez-Pizjuán. La esencia no la hemos querido perder”. Un estadio de 55.000 espectadores que equilibra la demanda de asientos, las expectativas de cara al futuro y que se busca un estadio que siempre esté lleno.

Vista de la zona exterior del nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán que planea el Sevilla FC (Foto: SFC).
Vista de la zona exterior del nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán que planea el Sevilla FC (Foto: SFC).

Los plazos de ejecución y las opciones para afrontar ese periodo

Y ahora, lo más difícil de cuadrar en una obra, los plazos. El Sevilla FC maneja dos opciones. La primera, mudarse al Estadio Olímpico de La Cartuja, demoler el estadio y levantarlo en un plazo de dos años, de modo que en 2028 el sevillismo estaría estrenando nueva casa. La segunda es hacerla por fases, sin salir del estadio, y en ese caso las obras se irían hasta los cuatro años. “Lo lógico es que la afición salga de aquí, no irían muy lejos, a La Cartuja, y se haga la demolición de este estadio, que tampoco es fácil, y la nueva construcción lo más rápido posible”, concreta el arquitecto del club nervionense.

La importancia de LALIGA IMPULSO en el crecimiento del Sevilla FC

El proyecto de LALIGA IMPULSO está teniendo suma importancia en el crecimiento de un club como el Sevilla FC en ámbitos muy diversos. Mucho más allá del proyecto del nuevo estadio, el club nervionense ha visto materializarse el apoyo de los fondos de CVC en áreas clave para la institución como la tecnológica, la social o la relativa a la internacionalización de la marca. El presidente José María del Nido Carrasco explica la trascendencia al apuntar que “lo primero que nos permiten es crecer y hacerlo de una forma más rápida de lo previsto en nuestros planes estratégicos. A nivel de internacionalización, de los mercados estratégicos, o a nivel de marca, donde estamos en un desarrollo de marca 2.0. A nivel de redes sociales, con campañas que nos han permitido multiplicar por tres nuestro número de seguidores, o con el desarrollo de aplicaciones a través del departamento de datos y de I+D+I”.

“Independientemente de seguir relanzando, trabajando y creciendo, de manera conjunta con el resto de clubes, en áreas a nivel deportivo, en primer equipo y cantera, como en marca, redes sociales o la transformación de los medios tradicionales en una plataforma de contenido y su monetización. El cumplimiento de la agenda 2030 de sostenibilidad, el recibimiento en redes sociales, la datificación, la tecnología… tan importantes, aunque menos llamativas que las infraestructuras”, apunta el dirigente sevillista.

Del Nido Carrasco ha puesto énfasis igualmente en las obras de la ciudad deportiva, eje fundamental del trabajo de cantera del Sevilla FC y no menos importante para el primer equipo: “Son tres campos y un edificio que verá la luz en próximos meses y que nos ha costado catorce millones de euros. De momento sólo tiene realizada la primera fase, que es la primera fase del estadio Jesús Navas y el edificio del primer equipo, que incluye desde centro médico, 40 habitaciones con cuarto de baño, 600 m2 de gimnasio… para que el primer equipo tenga uso exclusivo”.

Hazte fan de LALIGA y participa en sorteos para ganar premios


Cargando