Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos UEFA Nations League

Las tres claves que han convertido al VCF Mestalla de Angulo en candidato al ascenso

Foto autor

Un contenido de:
Manuel Blanc

El VCF Mestalla ha empezado la temporada como un tiro. Los de Miguel Ángel Angulo han sorprendido en su debut en Segunda División RFEF con un arranque de campaña tremendo. Actualmente es el cuarto clasificado de la categoría y viene de endosarle un contundente 0-6 al RCD Espanyol B. Un hat-trick de Alberto Marí, Diego López, Fran Pérez y otro de Javi Guerra le dieron una victoria absolutamente brutal a los valencianistas en el asalto al entonces líder de la categoría. El resultado es sorprendente pero la clave no deja indiferente a nadie. Los blanquinegros han venido avisando de su gran recuperación desde que empezó la temporada y los números hablan por sí solos: 22 goles a favor y 7 en contra que lo califican como el segundo equipo que más ha anotado de la Liga y el que menos ha encajado. El rendimiento no es una sorpresa, es la consecuencia de un grandísimo trabajo de Angulo desde que llegó al cargo. Desde la mejoría psicológica al apoyo incondicional para que mejore mucho la confianza de los jugadores. El técnico es el gran artífice del renovado VCF Mestalla y ElDesmarque Valencia recopila las tres claves de su revolución:

Angulo en el entrenamiento del VCF Mestalla (Foto: VCF)
Angulo en el entrenamiento del VCF Mestalla (Foto: VCF)

Equipo hecho a imagen y semejanza del entrenador

El VCF Mestalla está hecho a imagen y semejanza de Miguel Ángel Angulo. El técnico valencianista ha logrado rearmar a un equipo tocado mentalmente con un trabajo psicológico bestial que tuvo grandes consecuencias: el ascenso de categoría. Ahora, en una división superior, el equipo ha conseguido mantener la confianza del pasado para seguir rindiendo a un nivel muy alto. Un rendimiento provocado por una estrategia clara basada en el dominio del balón y la velocidad por las bandas. El 4-2-3-1 es innegociable y el equipo está perfectamente amoldado a este diseño táctico. Además, el estilo también tiene sus detalles a la hora de defender ya que la táctica se amolda a lo que propone el rival pero por lo general es el VCF Mestalla quien demuestra su superioridad a través del balón.

Los jóvenes dan un paso al frente

Cuando se habla del rendimiento del filial del Valencia CF vienen a la cabeza varios nombres que están rindiendo muy bien. Pese a la baja capital de Adri Gómez, los blanquinegros se han logrado reponer gracias, en gran medida, al enorme rendimiento de Javi Guerra. El joven centrocampista está siendo una de las revelaciones del equipo. La temporada pasada rotó mucho su titularidad por la jerarquía de Adri y el destacado nivel de Pedro Alemañ. Sin ir más lejos, ante el Espanyol B marcó un golazo tremendo. Cabe añadir que Hugo González también se ha recuperado de sus problemas físicos y está volviendo a ser el que era. Todo esto sumado al destacado nivel de Fran Pérez y Pablo Gozálbez más la locura goleadora de Alberto Martí.

Javi Guerra en el RCD Espanyol B-VCF Mestalla (Foto: VCF)
Javi Guerra en el RCD Espanyol B-VCF Mestalla (Foto: VCF)

Las cifras hablan por sí solas: seguridad defensiva

La mejoría táctica también se demuestra con los goles. El VCF Mestalla es el líder de la Liga en cuanto a menos goles encajados y el segundo que más marca: 22 goles a favor y 7 en contra elevan al cielo a los blanquinegros. La defensa férrea habitualmente compuesta por César Tárrega y Facu González podría ser considerado una de las mejores parejas de centrales de la categoría. Las torres protegen a Emilio Bernad e inclusive, en ocasiones, anotan goles a balón parado. Dos seguros de vida que ayudan al resto del equipo a brillar con el balón. Cabe destacar que cuando entra Rubo o Mosquera, como en los dos últimos partidos, el equipo sigue manteniendo su esencia defensiva. Las piezas pueden cambiar pero el rendimiento no varía.

Enviar comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando