Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
El portugués muestra su lado más personal

Mourinho deja a un lado el victimismo: "He encontrado la madurez"

Escrito por Samuel Sánchez

Lunes, 20 Marzo 2017 20:05
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

El luso, durante un partido.

Rajadas en rueda de prensa, dedos en el ojo, conspiraciones o dudas arbitrales. Este ha sido el argumentario de José Mourinho durante gran parte de su carrera al frente de algunos de los banquillos más prestigiosos del fútbol europeo

Ahora, en su primera temporada al frente del Manchester United, el portugués parece haber encontrado su lugar en el mundo. Al menos, así se desprende de una entrevista para France Football en la que repasa algunos de los aspectos más destacados del deporte rey. 

Sobre su primera temporada al frente del conjunto inglés, el luso reconoce que "Hay que adaptarse a la realidad del club y a sus necesidades. Eso se llama ser inteligente. El Manchester United ya no tiene estas super personalidades que eran los Giggs, Scholes o Roy Keane. Hoy todavía están Rooney y Carrick, que son las últimas caras de esta generación, y hay un nuevo grupo de jugadores que deben adaptarse. Por eso para mi era importante que viniera Ibrahimovic. En este equipo tiene, sin ser inglés y sin conocer la cultura del club, la personalidad y el perfil para ser más que un simple jugador". 

En relación a su modo de trabajar, Mourinho confiesa que tiene dos caras: "El Mourinho hombre intenta ser lo contrario a lo que es el Mourinho entrenador. Intenta ser discreto, tranquilo. Intenta encontrar la manera de desconectar. Puedo volver a casa y no ver un partido de fútbol, puedo no pensar en el fútbol. Sí, puedo hacerlo. Al principio de mi carrera no podía, estaba conectado las 24 horas del día. He tenido que encontrar una cierta madure".

Al mismo tiempo, no esconde que ha "madurado, me siento más apaciguado. Una victoria ya no representa la luna y una derrota ya no es el infierno. Y creo que ahora soy capaz de transmitir esta serenidad a los que trabajan conmigo y a mis jugadores. Tengo las mismas ambiciones que antes, la misma implicación, el mismo profesionalismo. Pero estoy controlando más mis emociones".

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

El Desmarque