Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Getafe
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
El base de los Wolves y el hispano-congoleño consiguieron un doble-doble y sus equipos vencieron

Noche redonda para Ricky Rubio e Ibaka

Escrito por ElDesmarque/EFE

Sábado, 14 Enero 2017 09:59
Facebook Twitter 41
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Ricky, ante Westbrook.

El base Ricky Rubio y el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka destacaron con su juego individual al aportar sendos dobles-dobles que ayudaron a sus respectivos equipos de los Timberwolves de Minnesota y Magic a conseguir la victoria.

La misma que también disfrutaron otros dos jugadores españoles, el pívot Marc Gasol, con los Grizzlies de Memphis, y el base Sergio "Chacho" Rodríguez, que salió de reserva con los Sixers de Filadelfia.

Rubio confirmó que ha encontrado su mejor momento de forma y lo demostró al aportar por segundo partido consecutivo un doble-doble, esta vez de 14 puntos y 14 asistencias que ayudaron a los Timberwolves a imponerse por 96-86 a los Thunder de Oklahoma City y superar también el decimonoveno triple-doble que aportó el base Russell Westbrook.

Rubio, que en el anterior partido frente a los Rockets de Houston, empató su mejor marca como profesional de 17 asistencias, volvió a dirigir a la perfección el ataque de los Timberwolves.

El jugador de El Masnou disputó 36 minutos en los que anotó 6 de 12 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Rubio también capturó cuatro rebotes, incluidos tres que fueron defensivos, recuperó cuatro balones y perdió cinco.

La cruz de la moneda en el partido la vivió el escolta-alero novato Álex Abrines, que esta vez jugó sólo cuatro minutos como reserva de los Thunder y se fue sin producción encestadora al fallar el único tiro que hizo a canasta.

Abrines tampoco tuvo actividad dentro de la pintura y su única aportación estadística fue la pérdida de un balón y cometer dos faltas.

Ibaka tuvo un regreso triunfal al campo después de haberse perdido el partido anterior que su equipo de los Magic de Orlando disputaron ante Los Ángeles Lakers. Ante los Trail Blazers de Portland su aportación de un doble-doble de 13 puntos y 10 rebotes que ayudó a la victoria lograda a domicilio por 109-115.

El ala-pívot titular de los Magic, que se mostró recuperado de las molestias que había sufrido en el hombro derecho, jugó 29 minutos en los que anotó 4 de 10 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Ibaka impuso su presencia en la pintura y capturó nueve rebotes defensivos, dio una asistencia, puso un tapón, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

Gasol no logró doble-doble, pero destacó con su juego completo que le permitió aportar 14 puntos, seis rebotes -todos defensivos- y seis asistencias que ayudaron a los Grizzlies a vencer a domicilio por 105-110 a los Rockets de Houston.

El pívot español fue decisivo en la victoria de los Grizzlies, la segunda que han logrado esta temporada en los enfrentamientos con los Rockets, rivales directos dentro de la División Suroeste.

El jugador de Sant Boi disputó 35 minutos en los que anotó 6 de 9 tiros de campo, incluida la canasta que a falta de 1:17 minutos para el final del partido dio a los Grizzlies la ventaja parcial de 103-107 que sería decisiva.

La acción de Gasol, que anotó 1 de 2 intentos de triples, y 1-2 desde la línea de personal, completó la remontada de los Grizzlies que se fueron al descanso con una desventaja de 13 tantos (64-51).

El mediano de los hermanos Gasol recuperó un balón y perdió seis, la única laguna que tuvo durante el tiempo que estuvo en el campo.

Rodríguez ha perdido la titularidad con los Sixers, pero su aportación desde el banquillo ayudó a la labor de equipo en el partido que ganaron por 102-93 ante los Hornets de Charlotte y que supuso su tercer triunfo consecutivo.

Una marca que no tenían los Sixers desde que lograron cuatro victorias seguidas del 29 de diciembre del 2013 al 4 de enero del 2014.

Rodríguez jugó 16 minutos en los que aportó 11 puntos tras anotar 4 de 7 tiros de campo, incluidos 2 de 5 intentos de triple y 1-1 desde la línea de personal.

El exjugador del Real Madrid también destacó en la dirección del ataque de los Sixers al conseguir cuatro asistencias en el tiempo que estuvo en campo, recuperó dos balones, perdió otros dos y cometió una falta personal.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque