Notificaciones
hoy
Octavos
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F
Grupo G
Grupo H

Nadal se abona a la remontada en Wimbledon

Foto autor

Un contenido de:
TENNISTOPIC

Nadal volvió a ganar.Bajo techo y remontando por tercer partido consecutivo. Así ganó 6-7, 6-1, 6-1 y 6-1 Rafael Nadal al kazajo Kukushkin y se citó en los octavos de final de Wimbledon con el vencedor del Vesely-Kyrgios, que se reanudará (4-2 en el primer set para el checo) cuando la lluvia lo permita.

El número uno, ya en la segunda semana de competición, se encontró de nuevo obligado a pelear contra el marcador y, como en las rondas anteriores, acabó gobernando el tramo final del encuentro en otra reacción sorprendente: el campeón de 14 grandes amarró 18 de los últimos 21 juegos del pulso en una exhibición de pulmones, piernas y golpes para destruir a su rival y presentar candidatura a todo. Antes del tradicional domingo de descanso, donde no se compite, una escalada con raqueta.
Al principio, la lluvia repiquetea contra la cubierta de la central, cerrada para permitir que se juegue pese a la tormenta. Suenan los truenos mientras los focos alumbran los problemas de Nadal, que esta temporada todavía no sabe lo que es vivir un arranque de partido tranquilo en Londres. Frente al campeón de 14 grandes, todo galones, el kazajo de 26 años, con un solo título (San Petersburgo) que blandir en la comparación. Kukushkin, sin embargo, es un jugador rodeado de detalles: desde la tensión a la que encuerda su raqueta (13 kilos en Wimbledon, una cifra bajísima para lo que es habitual entre los jugadores) hasta la persona que le entrena, que es su mujer y no está en el tercer grande del curso por unos problemas a la hora de obtener el visado. El número 63 del mundo compite con las dos rodillas vendadas y una cinta de kinesioterapia cruzándole el brazo derecho, pero sacude a Nadal con golpes que parecen inofensivos y en realidad son descargas eléctricas.  ¿Cómo puede pasar eso si los argumentos están del lado del mallorquín? Nadal se enfrenta a un tenista que hasta Wimbledon solo había ganado un solo partido sobre césped en toda su carrera. Nadal ya tiene dos victorias sobre las que apoyarse, triunfos celebrados contra jugadores de rompe y rasga (Klizan y Rosol) que deberían protegerle en el encuentro que hace de bisagra entre las dos semanas del torneo. Nadal llega con la inercia de haber jugado los dos mejores parciales de los últimos años en la superficie. Y Nadal, sin embargo, pierde la primera manga en el desempate, pese a que gana más puntos (43 por 41) que su rival y siempre le inquieta al resto, rozando una rotura que no llega.  Kukushkin juega templando los intercambios y soltando latigazos inesperados para los que el mallorquín pocas veces tiene respuesta. Sin tener un saque portentoso ni ser un especialista en la red, el número 63 arranca un set a Nadal porque  tiene una derecha prodigiosa, compite mejor el tie-break y sueña con lo que tantos otros, la victoria final, algo que no ocurre. El partido cambia radicalmente desde ese desempate, del que Nadal sale reforzado. El español, lleno de golpes ganadores (42 por 12 errores no forzados), atropella a su oponente durante los tres siguientes parciales, donde solo le deja sumar un juego por set. Es un ciclón, el huracán, un tornado vestido de blanco.   El número uno usa sus armas de siempre adaptas a la perfección al césped. Con el saque encuentra los efectos para procurarse puntos gratis o situaciones cómodas en el siguiente tiro. La derecha pica como demonios danzando por el infierno. El revés cortado le da oxígeno de forma constante. Su posición al resto, encima de la línea en lugar de aculado contra la valla, le permite quitarle tiempo de reacción al enemigo. Las piernas, finalmente, le llevan de un lado a otro, corriendo sin grilletes, peleando a cuerpo entero, poniendo el cuerpo y el corazón sobre el suelo. A la hora del té, con las calles llenas de paraguas, emerge un tenista preparado para la hierba y el asalto a la copa dorada. Es Nadal, el campeón de 2008 y 2010 reclamando otra nueva corona tras sobrevivir un día más.
La mejor información sobre el tenis en TennisTopic.com

Enviar comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando