Notificaciones
hoy
Octavos
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F
Grupo G
Grupo H

Invocando al Alcoyano

Foto autor

Un contenido de:
Mar Bianchi

Rubén Castro, desesperado tras fallar un disparo a puerta (Foto: LaLiga).
Rubén Castro, desesperado tras fallar un disparo a puerta (Foto: LaLiga).

La moral no es algo que pueda comprar Manolo Gaspar -ni nadie- en la próxima ventana invernal de fichajes. Ni siquiera se encuentra en ese bazar online infinito y de dudosa calidad que es Aliexpress. Además de extremos, lo que más necesita en estos momentos Pepe Mel es ilusión, garra y capacidad de lucha para que el equipo eche a rodar y consiga encadenar al menos un par de partidos sumando puntos.

La pasada victoria en casa, esa que se ha hecho esperar once meses, dejó tres puntos que dieron alivio pero también claroscuros: si el encuentro se hubiese prolongado unos minutos más, mejor no pensar en cómo podría haber acabado. El lunes, en un Halloween anticipado, volvieron a presentarse todo tipo de monstruos y fantasmas ante los jugadores malaguistas. Independientemente de que se generen o no ocasiones, de que los balones lleguen o no al área rival, este Málaga inestable emocionalmente se hunde por completo cada vez que algo se tuerce. Decía el técnico blanquiazul al término el encuentro del lunes ante el Real Oviedo que en lo anímico “se habían venido abajo” porque el gol -no exento de polémica- llegó en la última jugada de la primera mitad. “Levantar a los futbolistas otra vez…”, comentaba Mel con miedo a terminar la frase.

Además del aburrimiento del aficionado por vivir en un bucle constante de malos resultados, lo realmente problemático es que en 45 minutos el Málaga CF no encuentre los mecanismos para desbloquear primero la mente y después las piernas. En busca de moral quizá habría que organizar un peregrinaje místico hasta Alcoy para recibir la bendición del Alcoyano. Si bien el origen de la famosa frase está algo difuso, hace no demasiado, en 2021, el conjunto valenciano consiguió derrocar al Real Madrid de Zidane en un choque de la Copa del Rey. Estas historias suelen ser anécdotas y poco más, ¿pero por qué nunca las protagoniza el Málaga CF?

Si no se puede sacar de donde no hay, todo queda reducido a tirar del “coraje y corazón”, como mínimo hasta que se pueda reforzar parte de la plantilla en un par de meses.

Enviar comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando