Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos UEFA Nations League
LaLiga SmartBank
Málaga Málaga
Cristian (4')
Rubén Castro (55')
Dani Lorenzo (74')
3-2
Jornada 11
16 de octubre de 2022
18:30
CD Lugo CD Lugo
Sebas Moyano (90')
Manu Barreiro (90+3')

Se obró el milagro: el Málaga CF vuelve a ganar en La Rosaleda

Victoria casi incontestable del Málaga CF. Parecía que no iba a romper nunca el maleficio de La Rosaleda, donde los blanquiazules llevaban 11 meses sin ganar; parecía que no iba a romper nunca el maleficio de esta temporada, en el que ni el juego ni los resultados estaban siendo buenos; pero ha ocurrido y lo ha hecho con contundencia. Con un 3-0 (Cristian, Rubén Castro y Dani Lorenzo), sin dejar muchas opciones a un Lugo que se vio superado casi desde el inicio.

En el tiempo de descuento, el conjunto gallego supo aprovechar dos errores defensivos para acortar distancias (Sebas Moyano y Barreiro) y hacer un poco menos bonita e irrefutable esta victoria que tan buen sabor de boca deja al Málaga y a su afición.

Primera parte: buscando el dominio

Apenas 4 minutos necesitó el Málaga para ponerse por delante. Aprovechó -por fin- un fallo en la salida de balón del portero del Lugo gracias a la presión de Rubén Castro, que la dejó atrás para un Cristian que debutaba este domingo como titular y que sacó un potente zurdazo ante el que nada pudo hacer Óscar Whalley. La pelota acabó en el fondo de la red para regocijo de La Rosaleda.

Aunque intentó responder rápido el Lugo, el Málaga conseguía despejar los balones que llegaban a su área. Y, cuando se aproximaba a la portería rival, lo hacía con intención de, al menos asustar. Como el disparo de Hervías de falta directa, después de que Luis Muñoz sacara una amarilla inteligentísima, que tuvo que sacar con un gran salto el guardameta Whalley. O el remate de Rubén Castro en un rechace que despejó no sin dificultades Carbó a córner.

A la media hora de partido se llegó con algunos fallos defensivos del Málaga que a punto estuvieron de costar caros. No llega a sorprender, pero resulta incomprensible que ciertos pases complicados se sigan dando en lugares donde deberían estar prohibidos o que se hagan despejes al tuntún. Sin embargo, el ambiente de esta tarde-noche en el estadio de Martiricos era diferente al de tardes atrás y cada pequeño avance con la pelota se aplaudía con vehemencia.

El gran susto lo dio Chris Ramos a menos de 10 minutos para el descanso, pero su disparo cruzado, que realizó prácticamente solo, se marchó desviado. La primera mitad no disminuyó ni en velocidad ni en intensidad conforme avanzaban los minutos, que para el malaguismo además se hicieron eternos. El descanso llegó sin mayores incidencias y con ganas de que en la segunda mitad el equipo hiciera bueno el gol de Cristian.

Segunda mitad: el remate de la felicidad

Aunque parecía que el Málaga había bajado el ritmo en el inicio de la segunda parte, tratando de mantener el balón y buscando asegurar el marcador, enseguida dejó claro que no. Tras una jugada muy a tener en cuenta de Hervías en la banda que culminaba en córner favorable al conjunto de Mel, el propio '14' sacaba de esquina y, tras varios toques, el balón acababa en las botas de Rubén Castro, que no dudó en buscar la portería de Whalley. Un defensor, por detrás del meta, trató de impedir el gol y le fue imposible.

Esta segunda celebración fue aún más sonora si cabe que la primera, pues el malaguismo estaba viendo una luz al fondo del largo túnel que, a pesar de todo, aún queda por recorrer.

Era casi obvio y terminó cumpliéndose: Cristian, que había visto una amarilla en el 52', fue el primer cambio de Pepe Mel, que dio minutos a Dani Lorenzo. Canterano por canterano. El primero, con su gol, su garra y su valentía, se llevó una enorme ovación del público congregado en La Rosaleda. Hacía demasiado que no se veía esa imagen en este feudo.

El jolgorio se adueñó del estadio cuando Hervías envió al fondo de la red un balón. Duró poco, eso sí, porque el colegiado González Esteban lo anuló sin ningún tipo de duda y finalmente desde el VAR corroboraron que estaba bien anulado pues Javi Jiménez se encontraba en posición antirreglamentaria antes de dar el pase.

Un par de minutos después sí que hubo alegría de verdad. Dani Lorenzo, otro canterano blanquiazul que se coronaba en esta noche tan festiva en Martiricos, con un gol que hizo sonreír a todos los presentes. Una contra de las que deberían estudiarse en todas las academias de fútbol, con un robo de Luis Muñoz, salida de Rubén Castro -como si tuviera 20 años- y el ariete se la deja en bandeja a Dani para que rematara a placer.

El encuentro llegaba a sus minutos finales y La Rosaleda ya no podía contenerse. Casi un año sin celebrar una victoria en casa es lo que tiene. Queda mucho por hacer, pero a este brote verde hay que agarrarse.

No todo podía ser perfecto. Tras una buena pared entre El Hacen y Sebas Moyano, este último batió la portería de Manolo Reina, empañando el tramo final del partido e impidiendo que el casillero se mantuviera a cero. Aunque empañarlo de verdad lo empañó el 3-2 de Barreiro tras un nuevo despiste de la defensa malaguista. Iba a ser una noche mágica y acabó en noche semi-mágica. No es poco.

3 comentarios

  1. Rosaleda

    Merecida victoria pero con demasiada relajación y despistes en el tiempo de descuento. A ver si hoy se ha enterado Manolo Gaspar que hay que jugar por las bandas para abrir la defensa rival y ha formado un equipo sin apenas jugadores en esa demarcación.

  2. Roque

    Ya era hora.

  3. fr_9

    Ni una victoria tranquila se puede tener. Con que poco nos generan peligro y encajan, es increíble y así va a costar salir de ahí abajo. En centros y a balón parado el equipo es un flan, no huelen ni una. Lo mejor los 3 puntos y acciones en ataque que nos atisban un poco de optimismo y otra vez la cantera al rescate. Genial también el gol de Rubén, a la altura de pocos delanteros.

Enviar comentario Ver los 3 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando