Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

La vía...del Oro

Foto autor

Un contenido de:
Ion Urrestarazu

Los jugadores de la Real celebran el gol de Merino al Mallorca (Foto: RSO).
Los jugadores de la Real celebran el gol de Merino al Mallorca (Foto: RSO).

He madrugado y llevo ya unas horas al volante. Me gusta conducir (como el del anuncio) y no me cuesta trabajo ir de un lado para otro por largo que sea el trayecto. Lo de hoy precisamente merece la pena, y mucho. Voy por la Vía de La Plata, ruta que muchos de vosotros conoceréis por los largos y deseados viajes veraniegos buscando las playas de Huelva y Cádiz. Se trata de una calzada romana que constituía por aquel entonces el eje que comunicaba el norte y el sur de la Península. Ahora es más larga y tiene gasolineras, pero viene sirviendo para lo mismo. Para mí, además de eso, es como un espacio intermedio entre mi casa de siempre y mi casa donde vivo, es como un gran pasillo con muchas puertas a ambos lados, donde me siento cómodo, a gusto, tanto cuando la recorro en una dirección o en la otra.

Como decía, llevo ya unas horas conduciendo, oyendo la radio. He visto amanecer y he dejado atrás los bonitos parajes de dehesa de Sevilla y Huelva, penetrando en la humilde, bonita e infravalorada Extremadura. Ya queda menos para llegar a Valladolid, ya queda menos para ver camisetas realistas por las calles, para gritar unos cánticos, para ver de nuevo caras conocidas, para ver salir al equipo por el túnel de vestuarios. Ya queda menos para juntarme con mis amigos y reírnos alrededor de una mesa. Ese es el principal motivo de estar ahora en el asiento del conductor de este coche. La Real me lo ha puesto en bandeja, me ha dado la asistencia tipo Brais o Merino y ahora estoy yo en boca de gol para culminar la jugada y marcar. No es menos cierto que de aquí a un rato empezarán los nervios y todas las sensaciones se irán reduciendo a ganar el partido. Lo normal. Ganar sería la guinda al día que se me avecina y el broche de oro a esta quedada con amigos. Porque al final son estos ratos y los abrazos que des y que te den lo que le da sentido a la vida, esa vida que aparece y desaparece tan caprichosamente de manera súbita y repentina, como el pasado jueves en Anoeta. Creo que por ahí arriba tienen que estar organizando ya una buena grada de animación, seguro. Entre los de aquí y los de allí, siempre habrá un grito de ánimo para la Real.

Ya me queda menos en esta Vía de La Plata a la que volveré dentro de unas pocas horas, pues cuando termine el partido y ojalá con los tres puntos, emprenderé el camino de vuelta. Una Vía de la Plata que sin pretender faltar el respeto a los emperadores Augusto, Trajano y Adriano, para mi es ya la Vía del Oro, porque oro me supone cada trayecto, oro me supone cada persona que me encuentro al llegar, y oro es poder pasar el día de hoy con mis amigos y con la Real de testigo, de anfitriona. De oro es la racha del equipo, de oro son mis amigos, de oro es ya para mí esta ruta, así que saltándome la cadena de mando, queridos Augusto, Trajano y Adriano, me tomo la licencia de rebautizar vuestra calzada, que si antes era de plata ahora vale su peso en oro.

Enviar comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando