Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

A Rolex

Foto autor

Un contenido de:
Ion Urrestarazu

Celebración del gol txuri urdin ante el Omonia. (Foto: Giovani Batista)
Celebración del gol txuri urdin ante el Omonia. (Foto: Giovani Batista)

Queremos mantener la línea pero nos cuesta dejar a un lado el picoteo y las cervecitas. Queremos que nuestros hijos no digan tacos y no monten pollos pero nos cuesta hablar bien y dar ejemplo. Queremos ser seres calmados y centrados pero nos cuesta no saltar cuando nos tocan la moral. No es fácil en general predicar con ejemplo aunque es importante tener las cosas claras desde un principio. A partir de ahí, lo suyo es ponerse metas altas para en caso de no lograrlas quedarte al menos cerca y bastante arriba de tu idea inicial. Lo que siempre se ha dicho de estudiar para un sobresaliente para como mínimo conformarte con un aprobado fácil.

La Real Sociedad lleva tiempo estudiando y sacando buenas notas, opositando para algo más importante. No hay que olvidar el título recientemente logrado que supuso la mejor tarjeta de visita posible como punto de partida para los años venideros. No es Imanol sospechoso de no exigir al equipo y de no querer competir y ganar cada partido y cada torneo en que la Real participa, de hecho gracias al de Orio volvimos a la senda de los títulos, yendo de verdad a por una Copa del Rey que parecía estorbar las últimas décadas. No dudo que él lo siga teniendo claro, pues no hay más que ver su cara cuando le empata el Omonia y la rabia con la que celebra el segundo gol y la victoria. Me identifico totalmente con su montaña de emociones, estoy seguro que si lo hubiera visto conmigo por la tele, se habría levantado disparado del salón a buscar algo que hacer con tal de dejar de sufrir. En concreto me puse a doblar ropa tendida que ya estaba seca. Un cuadro.

Imanol, ante el Omonia en el Reale Arena. (Foto: Giovani Batista)
Imanol, ante el Omonia en el Reale Arena. (Foto: Giovani Batista)

Sin embargo, la parroquia txuri-urdin parece divagar entre las olas. Unas te llevan para adentro, a competir con y como los grandes, dando golpes en la mesa como el de Old Trafford y pidiendo que en partidos como el de Getafe y el del Omonia se mantenga ese nivel y se saquen los partidos con solvencia. Todo lo que no sea eso parece un desastre. Las otras olas te llevan hacia la orilla, a lugar seguro, donde las realadas siguen teniendo su protagonismo y a la unidad B de la plantilla se le pasa la mano con relativa indulgencia. Se ensalza lo bueno y se minimiza lo malo.

A todos nos une lo mismo, un mismo sentimiento, y unas mismas ganas de ganar. Estamos en buenas manos y hay motivos de sobra para confiar y seguir ilusionados con una temporada trepidante. Esto no ha hecho más que empezar y para la competición larga, la liga, hay mucho margen (y tiempo) de mejora y para la corta, Europa, estamos en inmejorable posición. Si alguno tiene dudas, como aquel del chiste que andaba recogiendo caracoles, nosotros vamos a Rolex. Que ya es hora.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando