Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

La dieta mediterránea, base de la pirámide del bienestar físico

Foto autor

Un contenido de:
Jorge Liaño/Kiko Hurtado/Nacho Delgado

Deporte y salud constituyen vasos comunicantes. Como la gallina y el huevo, no se sabe bien qué vino antes. Lo uno lleva a lo otro y viceversa. La práctica de la actividad deportiva resulta esencial para disfrutar de una vida saludable y ahí la alimentación ejerce un papel fundamental. Alimentarse bien puede prevenir dolencias y afecciones que en muchas ocasiones no tienen su origen en un mal gesto o en un lance de la práctica deportiva. La alimentación se sitúa en la base de la pirámide del bienestar físico y ahí Andalucía cuenta con una ventaja clara: la dieta mediterránea.

La variedad y riqueza nutricional de los alimentos andaluces los convierten en un elemento primordial para controlar ese factor alimenticio que tanta importancia tiene en el bienestar físico. Frutas, hortalizas, verduras, arroz, aceite, jamón...todos constituyen el eje que equilibra el desarrollo de la actividad deportiva y, como consecuencia, de la salud.

Un tesoro que brota de nuestra tierra

Andalucía es consciente de ese tesoro que brota de su tierra y son innumerables los ejemplos de centros que ponen el foco en la buena alimentación. Aprovechar nuestros alimentos para mejorar la salud a través del deporte. Ése es el leit motiv de muchos profesionales andaluces y que aplica al dedillo el Instituto Omnes, un centro de optimización de la salud que apuesta por una perspectiva integral con la alimentación como punta de lanza.

La alimentación es primordial para el buen estado de un deportista (Foto: Kiko Hurtado).
La alimentación es primordial para el buen estado de un deportista (Foto: Kiko Hurtado).

En el Instituto Omnes toman una óptica tridimensional, por cuanto "valoramos, tratamos y guiamos al paciente de una forma global. En nuestra metodología se integran lo físico, lo nutricional y lo emocional", según explica su coordinador de Adaptación Física, Víctor Hugo Valera. De hecho, recuerda que "una mala alimentación puede originar dolencias, patologías e incluso un cáncer".

"Nos encontramos en muchos casos con limitación de movimientos en una articulación, dolencias, problemas de inflamación de vísceras.., y muchas veces pueden provenir de una mala alimentación", detalla Leyre Navarro, coordinadora del Área de Movimiento.

La importancia de la nutrición

Laura Álvarez es la coordinadora de Nutrición del centro y explica que "nos ha costado mucho hacer entender a nuestros pacientes el papel fundamental de la alimentación. Tanto a nivel metabólico, como muscular, tendinoso y ligamentoso. Ahí puede encontrarse el origen de lesiones reincidentes o de dolencias crónicas".

La nutricionista de Omnes hace hincapié en la necesidad de reducir lo máximo posible los alimentos procesados y pone el foco en las virtudes de los alimentos típicos de Andalucía en la mejora de la alimentación: "Andalucía es la mayor productora de arroz a nivel nacional. Se trata de un alimento primordial, al igual que el aceite o el jamón. La alimentación tiene una clara influencia en la capacidad emocional y, por tanto, en la estabilidad anímica".

Los alimentos andaluces tienen un gran valor nutricional (Foto: Kiko Hurtado).
Los alimentos andaluces tienen un gran valor nutricional (Foto: Kiko Hurtado).

Álvarez matiza una creencia errónea contra la que luchan desde muchos centros de Andalucía: "Se suele relacionar la mala alimentación con la obesidad, pero no siempre es así. Hay gente delgada que está mal alimentada y eso puede generarle lesiones crónicas o incluso apatía".

La vertiente emocional

La vertiente emocional también cobra su trascendencia en la búsqueda de la salud y debe tomarse en cuenta en su interrelación con la alimentación: "Si una persona está pasando un momento de mucho estrés, por muy bien que se alimente hay algo que le está faltando. Y si comes bien pero lo haces rápido tendrás problemas de digestión y éstos afectarán al ejercicio y al ánimo".

"La ansiedad, por ejemplo, es un elemento especial porque en determinadas personas genera hambre y en otras puede producir falta de apetito, de manera que en ambos casos el sistema digestivo se va descompensando. A veces no existe un problema físico concreto y surge lo que llamamos dolor referido", añade la psicóloga.

La dieta mediterránea es clave en el bienestar físico (Foto: Kiko Hurtado).
La dieta mediterránea es clave en el bienestar físico (Foto: Kiko Hurtado).

El Instituto Omnes supone un buen ejemplo de la importancia de la alimentación, junto a la actividad física y la estabilidad emocional, en el bienestar de las personas. Deporte y salud son dos conceptos que se entrelazan en Andalucía, una comunidad cada vez más concienciada en practicar uno para alcanzar la otra. O viceversa.

* Contenido promocionado por Junta de Andalucía.

Cargando