Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Primera RFEF
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

Se arrodilla para pedir matrimonio a su chica y le da un calambre: de atleta romántico a atendido por los fisios con el anillo en la mano

Una pedida de mano siempre es un momento muy especial y que, normalmente, el hombre es el que se lanza a realizarla. Se suele buscar un momento único que lo convierta de por sí en algo más inolvidable aún. Eso es lo que quiso hacer este atleta tras disputar el IronMan de Tallín (Estonia). El vídeo es de la edición de 2021 de la prueba pero se ha hecho viral un año después en las redes.

Como se puede ver en el citado vídeo superior, el atleta tenía elegido el sitio y el lugar perfecto, pero por desgracia para él, la pedida de matrimonio a su chica pasó a la historia por varios factores: por la ocasión elegida, por hacerlo delante de mucha gente y, sobre todo, porque le dio un calambre en el peor momento posible.

La complicada pedida de mano del atleta

El deportista se puso de rodillas delante de su chica para preguntarle si se quería casar con él y el pobre tuvo que terminar siendo atendido por los fisios...

El atleta le pide matrimonio a su chica mientras le da un calambre.
El atleta le pide matrimonio a su chica mientras le da un calambre.

A su favor está que terminar un Iroman está al alcance de muy pocas personas en el mundo, ya que es una de las pruebas más extremas del deporte. Consiste en realizar 3,86 km de natación en mar abierto, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie. Casi nada.

Normal que entre los nervios y el cansancio, su cuerpo le jugara una mala pasada. A pesar de todo, el chico no se vino abajo, no perdió la compostura y aún estando tumbado en el suelo mientras es atendido le pidió la mano a su novia, que estaba muy emocionada.

Al final, los besos, los abrazos, los aplausos de los presentes y unos pequeños cohetes hicieron acto de presencia para convertir el momento en inolvidable.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando