Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
Nadal abrirá la jornada del domingo para igualar ante Zverev

Feliciano y Marc López ‘mueren’ en la orilla y Alemania se adelanta en la eliminatoria

Escrito por Alejandro López Sanfeliu

Sábado, 07 Abril 2018 19:20
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Feliciano y Marc, en el partido de dobles. (Foto: Alberto Iranzo).

España cayó derrotada en el partido de dobles ante Alemania en los cuartos de final de la Copa Davis por un ajustado (3-6, 4-6, 6-3, 7-6, 5-7). Marc López y Feliciano López acariciaron una épica remontada que no pudo consumarse y se convirtió en una pesadilla tras un duelo muy intenso que parecía decantado hacia el lado germano tras los dos primeros sets. Sin embargo, el arrojo de Marc y Feliciano, acompañados por un entregado público valenciano, igualaron en el tercer y cuarto set y forzaron la quinta manga en la que tuvieron opciones de victorias hasta el final. Pero no fueron ellos sino Struff y Puetz los que dieron la estocada final.

Alemania comenzó con autoridad el choque llevándose el primer juego del partido. Lo que estaba por venir quedó claro desde el primer momento gracias a la garra que demostraron Feliciano y Marc defendiendo en el primer juego dejándolo todo en el segundo para impedir el primer break del partido. Esperaba una gran batalla por delante.

Los germanos se mostraron más asentados sobre la pista, consiguiendo los puntos con mayor facilidad que lo hacían Marc y Feliciano. En el cuarto juego del primer set, las cosas se pusieron de cara para Struff y Puetz con un break y establecieron el 1-3 en el marcador.

El servicio de Feliciano daba vida a España en el momento más duro del primer set cuando Struff imponía su ley en la bolea. El toledano, con un ace, ponía el 2-4. España se negaba a conceder la primera manga con facilidad. Una gran bola paralela de Marc López ponía el 3-5. Nada más lejos de la realidad. Alemania cerraba el primer set con un juego en blanco. (3-6)

España estaba obligada a reaccionar e inició el segundo set ganando el primer servicio de Feliciano. La lluvia hacía acto de presencia con más intensidad en la pista mientras que España intentaba arañar su primer break en el choque. Puetz salvó la rotura con una bolea magistral. Los alemanes estuvieron contra las cuerdas en ese segundo juego pero finalmente se lo llevaron. Del mismo modo que en el siguiente servicio germano, los españoles rozaron la rotura de saque pero una vez más, los teutones salvaron la papeleta e igualaron a dos la segunda manga.

Fue el preludio del break que adelantaba a Alemania. El servicio de Feliciano se lo llevaron los visitantes que aprovecharon mejor los errores del rival y gracias acciones espectaculares como el globo al fondo de la pista de Tim Puetz que desató la locura entre sus compatriotas.

Struff y Puetz marcaban la diferencia dominando el juego en la red ante Marc y Feliciano, quienes jugaban a remolque y tan sólo ofrecían destellos intermitentes de calidad en su juego. En 43 minutos Alemania se llevó el segundo set (4-6).

La tercera manga inició con Feliciano en el saque y España comenzó mandando en el marcador. Cada equipo se imponía con su saque a favor. La 'armada española' seguía sin encontrar la forma de meterle mano a los germanos que seguían igual de sobrios durante todo el choque.

La Plaza de Toros de Valencia rugía en el sexto juego cuando España se ponía con tres bolas de break. Alemania las salvó todas y se llevó el juego. Con el 4-3, Feliciano y Marc dispusieron de otras dos bolas de break en un juego disputadísimo en el que todos demostraron su mejor tenis. Los alemanes salvaron esas dos bolas pero España no claudicó y aún aprovechó otra bola de break minutos más tarde tras una un revés cortado espectacular de Marc López.

Feliciano servía para ganar el set y España no desaprovechó la oportunidad y forzó la cuarta manga con un gran servicio del Toledano (6-3).

Aires renovados demostraron ambos españoles que en pocos minutos del cuarto set volvieron acariciar el set con la yema de los dedos pero este no llegó. España cambió la forma de jugar para evitar el recital de Struff en la red. Marc y Feliciano buscaron las bolas largas y al fondo de la pista y ahí los teutones ya no se mostraron tan cómodos. Marc levantó a la plaza con un defensa irreductible ante las constantes embestidas de los alemanes. Aún así no fue posible la rotura y el intercambio de golpes continuaba. Feliciano mantenía con opciones a España con dos boleas cortadas que ponían el 4-4.

Los alemanes hicieron valer su saque y al resto tomaron una ventaja de dos puntos que quedó neutralizada por los españoles que empataron el set a cinco juegos. Con todo a favor, la rabia de los españoles pudo más que cualquier otra cosa y Feliciano pero sobre todo Marc, que se hicieron enormes en la pista, rompieron el saque a la dupla alemana que veía como todo se le escapaba poco a poco la ventaja cosechada.

Fue necesario recurrir al tie-break. En el desempate, los españoles obligaron a Struff y a Puetz y consiguieron ponerse a dos puntos de llevarse la cuarta manga con Feliciano al servicio. La red se convirtió en toda una losa para Puetz que no pudo devolver la bola en los dos puntos y España empató la contienda. (7-6)

Todo quedó para el quinto y definitivo set. Ventaja para España en la última manga al comienzo. Feliciano encadenaba puntos ganadores que imitaba Marc al resto y así España demostraba que quería adelantarse en la eliminatoria. A base de raza y de fuerza, España salvó el brake en el tercer juego. España encontraba en el saque de Feliciano un gran argumento ganador al que aferrarse. Con él se llegó al 3-2 favorable a España.

Una doble falta de Marc López hizo presagiar lo peor en la pista pero él mismo lo enmendó con dos golpes ganadores que mantuvieron a España en su sitio. Un regalo de Puetz en forma de doble falta acercó permitió a España. Hasta en dos ocasiones la bolea se le fue a la red a Feliciano. El intercambio de golpes no encontraba dueño y las diferencias eran mínimas. Feliciano se ganó la ovación del público tras un gran passing shot. Aún así el no break no fue posible.

La rabia contenida hizo que Feliciano estrenase el siguiente juego con un saque directo. De esa misma manera lo acabó, con ace y juego en blanco para España. Todo llegaba a su fin y había que ganar. El saque era del gigantón Struff y pronto Alemania se llevó el juego. Un break final de Alemania lo dejó de todo de cara para que los germanos se llevasen el triunfo final (5-7).

CLICK PARA COMENTAR


El Desmarque