Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
Los aficionados de Nigeria, Costa Rica y Egipto vibraron en las gradas

Una clasificación de locura

Escrito por ElDesmarque

Lunes, 09 Octubre 2017 14:19
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

El Cairo vibró tras la clasificación para Rusia.

La clasificación para un Campeonato del Mundo siempre es un motivo de celebración, de alegría para todo un país. Pero si encima esa clasificación se consigue en la recta final del partido, se desata la locura. Algo similar podrán narrar los aficionados y jugadores de Nigeria, Costa Rica y Egipto, que consiguieron el billete para Rusia este pasado fin de semana.

Nigeria se convirtió en la primera selección africana en conseguir la clasificación para el Mundial de Rusia 2018 tras superar a Zambia por un tanto a cero gracias a un gol de Iwobi. El banquillo nigeriano invadió el terreno de juego tras el importante gol empapados por la emoción del momento.

Algo parecido ocurrió con Costa Rica, aunque aún fue algo más épico. Un gol de Waston en el 94' ante Honduras de cabeza suponía el empate y la clasificación para Rusia. El futbolista rompió a llorar sobre el césped ante la alegría de todo el país en otro encuentro que a buen seguro quedará grabado en la retina de los costarricenses.

Pero la madre de todas las locuras se produjo en El Cairo. Egipto consiguió el billete gracias a un gol de Salah de penalti en el 93' ante el Congo. Tras la señalización de la pena máxima, la locura se apoderó del estadio y de todo el país egipcio. Los jugadores y los aficionados lo daban por zanjado antes incluso del lanzamiento. Salah disparó, marcó y la invasión de campo fue brutal. Una noche mágica en tres rincones distintos. El fútbol puede hacer maravillas

CLICK PARA COMENTAR


El Desmarque