Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
Un repaso a las gestas más recordadas de los modestos en el torneo del KO

Aquellas grandes sorpresas de la Copa del Rey

Escrito por J. R.

Martes, 01 Diciembre 2015 16:45
Reportar vídeo Reportar


Pese a sus memorables, y contadas, sorpresas, la Copa del Rey es actualmente uno de los torneos del KO menos emocionantes del continente europeo.

El formato a doble partido y con los equipos europeos como cabezas de serie implantado desde 2006 condiciona en gran medida la oportunidad para los de inferior categoría de pasar de ronda. A diferencia de Inglaterra, donde la libertad se impone en un cuadro donde perfectamente puede suceder que un club de Segunda o Tercera división alcance la final o incluso se alce con el título. Algo prácticamente imposible de ver en España.

Como especificó en su momento Javier Tebas, mejor una final que vean 50 millones de personas que una que sólo vean dos. Siendo éste el modelo que desean, nuestro torneo con más solera deja más bien poco margen a la sorpresa.

Un margen que ha dejado hasta la fecha contadas gestas de varios de los modestos que en su día dejaron boquiabierto al país, al ser partícipes de milagros futbolísticos que seguro no olvidarán.

Deportivo Logroño, Figueres y Mirandés, los grandes triunfadores

Sólo tres equipos de la categoría de bronce llegaron tan lejos, todos ellos a semifinales. El Deportivo Logroño, el primero en hacerlo en 1931, al vencer al CD Castellón en cuartos de final. Un club que desapareció a los cuatro años de tal heroicidad y que pasó a la historia por ser el primer equipo riojano en jugar en Segunda División. Un Athletic Club recién proclamado Campeón de Liga pudo con el sueño logroñés.

Con la ya existencia de la denominada Segunda División B, el Figueres fue, hasta 2012, el único que logró ser uno de los cuatro mejores equipos del torneo del KO militando en dicha categoría. Fue, precisamente, diez años antes, en la temporada 2001-02, cuando apeó a rivales de entidad como el FC Barcelona de los jóvenes Saviola, Alfonso, Puyol o Xavi en primera ronda, u Osasuna, y se quedó a las puertas de la final al caer eliminado ante un Deportivo de la Coruña que se alzaría campeón en el Santiago Bernabéu, el año del famoso 'Centenariazo'.

En esa misma edición, el Figueres pudo en Cuartos con un Novelda que había dado la campanada ante el Valencia. El mismo Novelda fue el verdugo de los culés al año siguiente, cuando de nuevo un Segunda B pintaba la cara a los culés, también a partido único.

El logro más cercano que tenemos en la historia es sin duda el del Mirandés hace tan sólo tres años, cuando mandó a casa a tres equipos de la Liga BBVA como Villarreal, Racing y Espanyol, antes de poner punto y final al sueño en San Mamés en semifinales, ante un Athletic que perdería luego la final contra el Barça en el Calderón, en la última temporada de Guardiola. El conjunto de Miranda de Ebro, capitaneado y liderado por el banquero Pablo Infante, refrendó en liga la buena campaña en Copa y consumó el ascenso a Segunda División, donde sigue a día de hoy. Actualmente y a sus 35 años, Infante tiene un hueco importante en la categoría de plata en las filas de la Ponferradina.

Lo nunca visto en Soria

Aquel torneo de 1996 será recordado por el triunfo del Atlético del 'doblete' y de un histórico Numancia de Segunda B por aquella época al que solo pudo frenar el Barcelona de Johan Cruyff tras despedir a Sporting, Racing y Real Sociedad.

El estadio de Los Pajaritos se vistió de gala y el encuentro fue televisado en directo para todo el país. Los culés ya daban por ganado el choque de idaen los últimos minutos cuando surgió la figura de Movilla, futbolista que luego destacaría en varios equipos y que estuvo muy cerca de dejar su carrera futbolística. Su gol de vaselina ante Busquets dio la vuelta a media Europa. El 2-2 hizo concebir esperanzas al humilde club, que visitó el Camp Nouen medio de un gran clima de expectación.

El viaje tuvo momentos curiosos, como la grabación en vídeo que realizó el capitán del Numancia Raúl Ruiz, con un gran desparpajo que terminaría abriéndole las puertas de la televisión y de Canal+. El conjunto rojillo, dirigido por Lotina, fue el equipo de todos, y su gesta quedó grabada en el corazón de muchos españoles. El milagro numantino pudo haber sido mayor si no hubieran desaprovechado la ventaja que consiguieron muy pronto gracias a una acción del delantero Barbarín. Al final se impuso la lógica y el Barcelona remontó el encuentro. El Numancia creció y ascendería a Primera División más tarde, siendo estos últimos años un fijo en categorías profesionales.

Toledo, Real Unión y el 'Alcorconazo', pesadillas madridistas

¿Qué campeón de Europa podría caer en la primera ronda de Copa del Rey en un campo de Segunda B? Eso mismo pensarían en el Real Madrid de Del Bosque en diciembre del año 2000, cuando el equipo de Morientes, Hierro y Raúl fue apeado por el Toledo en el estadio del Salto de Caballo, a partido único. Curiosamente, en el año de la séptima, los madridistas también fueron eliminados por un rival de inferior categoría como el Alavés, en octavos de final. Un equipo vasco que tres años más tarde llegaría a verse en una final europea con el Liverpool.

El Real Unión y, sobre todo, el Alcorcón hicieron más sangre al conjunto merengue en años posteriores. El primero, un histórico de los primeros años del siglo XX y en la categoría de bronce esa temporada, silenció al Bernabéu con un tanto en el descuento de Eneko Romo que significaba el 4-3 y que hacía valer la victoria por la mínima de la ida en Irún.

Al año siguiente, temporada 2009-10, ya con Pellegrini en el banquillo en la vuelta de Florentino Pérez a la presidencia, y tras haber fichado a jugadores como Benzema, Kaká y Cristiano Ronaldo, el Real Madrid se plantó en Alcorcón en una eliminatoria a doble partido de la que fue arrollado en la ida. Un estelar partido del excanterano blanco Borja Pérez completó una de las machadas del siglo con el recordado 4-0. Con ella, el equipo alfarero logró un gran impulso que significó el ascenso de categoría, lo mismo que le ocurrió al Real Unión. El cuadro amarillo se mantiene desde entonces en la Liga Adelante con un proyecto estable que incluso ha llegado a rozar la Primera División.

Polideportivo Ejido y Guadix amargaron a Villarreal y Valencia

Si el Valencia había caído con el Novelda en 2002, un año antes tampoco se libró del ridículo ante el Guadix. Un equipo finalista de Champions y que esa temporada la iba a volver a disputar, cayó ante el colista en ese momento del Grupo IV de Segunda B. Los valencianistas aún recordarán aquel fatídico penalti de Angulo.

Los accitanos apearon, contra todo pronóstico, al equipo de Héctor Cúper. Con futbolistas como Palop, Ayala, Deschamps, Milla, Vicente, o el propio Angulo, el cuadro ché terminó empatando a cuatro y cayendo en la tanda de penaltis, como en aquella final de San Siro ante el Bayern.

Pellegrini, que ya en 2009 sufrió el 'Alcorconazo', no era éste su primer varapalo. Un año antes con el Villarreal había sufrido un humillante 5-0 ante un equipo como el Poli Ejido y que poco tiempo después consumó su desaparición. El chileno sufrió dos goleadas y dos eliminaciones seguidas ante conjuntos de la categoría de bronce.

El potencial de los filiales, gestas de otra época

Hasta la temporada 1990-91, los filiales también eran partícipes del torneo y el Real Madrid Castilla fue el único de ellos en disputar una final, precisamente ante su 'hermano mayor', en 1980, algo irrepetible en la historia. Sporting, Real Sociedad o Athletic fueron las víctimas de aquel equipo en el que brillaban jugadores como Agustín, Pineda o Gallego.

Tres años después, el filial madridista de la quinta del Buitre sacó los colores al Valencia, que no pudo hacer nada ante el fútbol desplegado por futbolistas como Pardeza, Martín Vázquez o Butragueño, entre otros. Precisamente, en 1964 el enfrentamiento fue a la inversa y el Mestalla estuvo a un paso de eliminar al Real Madrid compuesto de estrellas de por aquel entonces como Puskas, Pirri o Zoco, al que vencieron en el partido de ida. Derrotas de esas que escuecen a un grande y que su memoria no olvida.

Son muchos los ejemplos como para pensar que en esta semana podría darse alguna campanada como la del Reus, Barakaldo, Logroñés, Cádiz o Villanovense, rivales de Atlético, Valencia, Sevilla, Real Madrid o Barcelona. Sin ir tan lejos, el Campeón deberá ganar al conjunto extremeño en el Camp Nou tras el empate sin goles en la ida, si quiere pasar de ronda. Porque si puede ocurrir la machada, será en la Copa, el torneo donde los sueños, a veces, se hacen realidad.

01 CLICK PARA RESPONDER


El Desmarque