Twitter Youtube
  • Alavés
  • Athletic de Bilbao
  • Atlético de Madrid
  • Barcelona
  • Celta de Vigo
  • Deportivo de la Coruña
  • Eibar
  • Espanyol
  • Getafe
  • Girona
  • Las Palmas
  • Leganés
  • Levante
  • Málaga
  • Real Betis
  • Real Madrid
  • Real Sociedad
  • Sevilla
  • Valencia
  • Villarreal
  • Cádiz
  • Rayo Vallecano
  • Recreativo
  • Sporting
  • Oviedo
  • Valladolid
  • Zaragoza
SPORT BUSINESS APUESTAS

El regulador del juego evalúa limitar las apuestas en categorías con menores


Sábado, 08 Julio 2017 11:40

La Dirección General de Ordenación del Juego, el organismo regulador del juego en España, evalúa limitar las apuestas deportivas en el caso de categorías de formación en las que participen menores de edad, aunque es una posibilidad aún en estudio.

Según explicó a EFE el director de este organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, Juan Espinosa, aunque en este momento los operadores de apuestas "no incurren en nada ilícito" permitiendo apostar en categorías formativas, su departamento está evaluando limitar este tipo de apuestas.

"Una cosa son los eventos lejanos, y otra los eventos de competiciones de formación. Aquí, estamos evaluando la posibilidad de establecer alguna limitación -no va a pasar ahora, ni el mes que viene, e igual no sucede- pero por lo menos estamos estudiando la posibilidad de ordenar más concretamente la posibilidad de a partir de qué umbral de edad se puede apostar o no", declaró Espinosa.

Según la Dirección General de Ordenación del Juego este tipo de apuestas en categorías en las que participan menores es "perfectamente prescindible para una oferta sana y regulada".

"Por otro lado aquí hay una dimensión del menor en formación que es capturado para un amaño y que nosotros no queremos desatender, y en tercer lugar por la afectación al interés público de que sucedan amaños en este tipo de competiciones, algo que para nosotros no es inocuo. Siendo posible ahora mismo y sin prejuzgar que vayamos a restringirlo de alguna manera, estamos abiertos a estudiar como canalizarlo", añadió Espinosa.

No obstante, el director general aseguró que "a día de hoy" abolir las apuestas en determinadas categorías "no está sobre la agenda", ya que el foco del departamento es luchar contra el mercado ilegal de apuestas como foco de los amaños deportivos.

"Nosotros creemos que el elemento indispensable es la lucha contra el mercado ilegal de apuestas, que es la principal lacra del amaño de partidos. Para ello, lo indispensable es tener un mercado regulado que sea competitivo, razonable y que en este sentido permita a los operadores ofrecer la clase de eventos y de mercados que ellos consideran que tienen interés", explicó.

En este sentido, el regulador español del juego cree que el operador debe tener la "responsabilidad inicial" de determinar si un evento tiene un riesgo de fraude al incorporarlo a su catálogo de apuestas.

"Dicho esto, también estamos analizando si verdaderamente ese planteamiento de partida es sostenible en el tiempo, y si llegásemos a la conclusión de que hay un excesivo número de eventos, que no es esta la situación actual, deslindado al interés normal de nuestras competiciones, estaríamos dispuestos a reevaluar esto", advirtió.

El responsable de la Dirección General de Ordenación del Juego participó esta semana en el foro 'La industria del juego y el mundo del deporte en España' organizado por el Consejo Superior de Deportes, en el que recordó que los deportistas tienen prohibido por ley apostar en las competiciones en las que participan por la Ley 13/2011 de regulación del juego.

Esta norma establece en su artículo 6 apartado 2º letras d), e) y f) que "los directivos de entidades deportivas, deportistas, entrenadores u otros participantes directos, así como jueces y árbitros, no pueden realizar apuestas relativas a su actividad deportiva", según recordó la DGOJ en una nota informativa reciente.

Espinosa explicó a EFE que han decidido recordar este aspecto porque donde se han producido supuestas conductas de este tipo se han encontrado con la alegación de que los deportistas no conocían el texto legal.

"Nos hemos encontrado que allí donde se producen estos supuestos había una genuina o razonable alegación de que no se conocía el régimen, de falta de información. Las leyes y las normas están para cumplirse y su desconocimiento no exime de su cumplimiento, pero percibimos que es empezar la casa por el tejado, desarrollar unas políticas sancionadoras sin informar adecuadamente", apuntó.

Para ello, el organismo regulador del juego en España pretende "potenciar" su comunicación con agentes deportivos como federaciones y competiciones para explicar "con detenimiento" las implicaciones del régimen legal y las funciones de la DGOJ en caso de supuestos amaños de partidos, recordando que esta prohibición es "más amplia" y "no prejuzga el hecho de un amaño".

"Ya hemos mandado cartas a distintas federaciones deportivas, poniéndonos a disposición, explicándoles el alcance de dicha prohibición, pidiendo que diseminen la carta entre los federados y manifestando nuestra disponibilidad para trasladar de primera mano qué es lo que hacemos y qué es lo que puede hacer un deportista o no en relación al mercado de las apuestas", añadió Espinosa.

El director general de Ordenación del Juego evaluó como "positivos" los primeros meses de funcionamiento del Servicio de Investigación Global del Mercado de Apuestas (SIGMA), unidad encargada de centralizar, analizar y coordinar la información generada por el mercado 'online' de apuestas de ámbito estatal relevante para la persecución de los amaños.

"La evaluación es positiva, nos ha costado mucho destinar los recursos internos a posicionarnos en medio de todos esos agentes. Es algo que no nace de un día para otro, sino que nace de la experiencia que teníamos, y en ese sentido la propia constitución del sistema no ha supuesto un cambio radical respecto al día anterior, sino que ha sido algo natural", comentó.

El objetivo para el próximo año y medio es "potenciar la parte de inteligencia de mercado" para establecer "indicadores y pautas" que les permitan anticiparse a las investigaciones policiales o judiciales en caso de posibles amaños.

"El objetivo es poder poner sobre la mesa, bien porque lo digan los propios operadores o porque nosotros seamos capaces de hacerlo, esos eventos que pasan de ser irregulares a ser sospechosos. Y para eso todavía nos queda", finalizó el director general de Ordenación del Juego.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque